Tendencias

El fracaso de los weareables

Publicado por: Equipo Applicate

  • facebook
  • twetter
  • googleplus
  • instagram
Tags: weareables
El fracaso de los weareables
Temáticas

En septiembre, Ipsos Mori-la compañía especializada en servicios de investigación- contactó con varios periodistas invitándoles a completar una encuesta gratuita sobre temas tecnológicos.

 

Aunque los resultados iban a utilizarse para un proyecto de los entrevistadores, el propósito de tal estudio no se dio a conocer. El hecho de no hacer alusión a ello puede interpretarse como una falta de cortesía. Más adelante supimos que el sondeo se centraba en los llamados smartwatches.

 

El año pasado, por esta época, ya se hablaba del Apple Watch, aunque el dispositivo no salió a la venta hasta el pasado mes de abril. El Apple Watch anunciaba el asalto de la tecnología que 'se lleva puesta'. Apple me prestó uno de estos dispositivos en julio y me parece fantástico. Suelo ponérmelo en algunas ocasiones. También he probado otros smartwatches.

 

He probado muchos dispositivos wearables, no obstante, siempre me canso de ellos después de cierto tiempo. Un reloj que simplemente nos dice la hora es práctico, incluso si nadie nos molesta ese día. Pero, ¿en realidad queremos comprar dispositivos cada vez más aparatosos, incluso cuando no tenemos necesidad de ellos?

 

Según la información que he podido recabar, aunque Apple insiste en que está muy satisfecha con sus ventas de Apple Watch, estos dispositivos no funcionan muy bien.

 

En agosto, una joven abogada de California se sentó a mi lado durante un vuelo y me preguntó sobre el dispositivo. "¿Estás pensando en comprarte uno?", le pregunté. Su reacción fue violenta: "En absoluto. ¿Quién necesita más distracciones?". Ese mismo día fui a la tienda de Apple de Los Ángeles para comprar una nueva correa (el Watch y yo nos encontrábamos en la primera fase de nuestra relación) y el dependiente me confesó en voz baja que había habido un gran porcentaje de devoluciones. Puede que estuviese exagerando, pero me extrañó. Conozco a tres personas que se han comprado un Apple Watch.

 

Una de ella es un farmacéutico de Manchester que viajó a Nueva York y se le antojó darse el capricho; me da la impresión de que no conoce las características de este dispositivo. Otra es un fanático de Apple de Melbourne, que hubiese comprado una vaca si está fabricada en Cupertino. La tercera es Jake Dyson. Llevaba puesto uno de estos dispositivos cuando le entrevisté para esta columna. Le gusta mucho, pero opina que Steve Jobs lo habría lanzado con otra forma.

 

¿Qué revela mi estudio personal para Ipsos Mori? Nada relevante para los fanáticos de la tecnología wearable. Los entrevistadores preguntaron a 1,017 británicos mayores de 15 años. Las conclusiones revelaron que el 66%-70% de hombres y 62% de mujeres-conocían los smartwatches. El conocimiento sobre este tipo de dispositivos disminuía al 60% entre los entrevistados mayores de 35 años, y al 57% cuando se trataba de las clases sociales más bajas. Solo el 2% tenían un smartwatch, el porcentaje se reducía al 1% cuando se trataba de personas mayores de 35 años. La encuesta revelaba que el 43% consideraba que las personas no necesitan un smartwatch, no obstante, ello no significa que el 57% restante considere que debemos llevar uno.

 

De igual forma, el 24% opina que el smartwatch facilita muchos las tareas diarias, sin embargo, esto no implica que el 76% restante considere que sea una necesidad. De entre todas las personas que conocían este dispositivo, solo es probable que el 6% compren uno el próximo año.

 

A no ser que me éste equivocando al leer las cifras, no existe interés por este tipo de tecnología weareable.

 

Después de recoger todos estos datos, una consultora de Londres, Future Foundation, anunció una encuesta sobre cascos de realidad virtual. Un cuarto de los 1,581 británicos que participaron en la encuesta, y el 47% de los entrevistados entre 16 y 34 años, afirmaron que querían un casco de realidad virtual. Lo que es increíble es que, aunque hay muchas personas que conocen los smartwatches, casi nadie ha probado los cascos de realidad virtual. No es algo que puedas verlo anunciado en televisión, hay que probarlo antes de comprarlo.

 

 

Fuente original: http://eleconomista.com.mx.

Recomendaciones
comments powered by Disqus
Suscríbete al newsletter

El fracaso de los weareables

Publicado por: Equipo Applicate | 14 de Diciembre, 2015

    Comparte

  • facebook
  • twetter
  • googleplus
  • instagram
Convocatorias

Convocatorias