Educación

Mobile Learning, el siguiente paso en la educación

Publicado por: Equipo Applicate

  • facebook
  • twetter
  • googleplus
  • instagram
Tags: m-learning
Mobile Learning, el siguiente paso en la educación
Temáticas

 Foto: Vinihg (Wikimedia Commons)

Desde principios de la década de los noventa del siglo pasado se ha discutido y puesto en práctica el concepto de e-learning, es decir, la posibilidad de utilizar tecnologías y dispositivos electrónicos como un modelo revolucionario que detone y eleve de nivel el proceso de enseñanza-aprendizaje. Mucho de lo que se discutía en aquellos años es ahora una realidad en muchas regiones del mundo: durante los últimos veinte años hemos visto un crecimiento exponencial en el acceso a equipos de cómputo y en la conectividad a internet. Hoy por hoy es difícil concebir cualquier proceso de aprendizaje, en cualquier nivel educativo, que omita la intervención del e-learning.

Con la llegada de los smartphones y demás dispositivos móviles, la conectividad a internet y su vastísima información están ahora disponibles a cualquier hora y en cualquier lugar. Si bien es cierto que desde varios puntos de vista la utilización de dispositivos móviles representan una extensión del concepto del e-learning, también es cierto que diversas características e implicaciones de estas nuevas tecnologías han ameritado que se acuñe un nuevo concepto que, ciertamente está íntimamente relacionado con el anterior, pero al mismo tiempo es autónomo: el m-learning.

Como su nombre lo sugiere, el m-learning involucra el uso de tecnología móvil con el fin de hacer posible el aprendizaje en cualquier momento, en cualquier lugar. Este aprendizaje se puede dar de diferentes maneras, ya sea para acceder a fuentes educativas en línea y contenidos multimedia, conectarse con otros con fines educativos o incluso para generar contenidos y colaborar. La tecnología móvil se encuentra en permanente evolución, por lo tanto, el concepto de m-learning abarca todo tipo de dispositivo móvil digital con conexión a internet y operado por un individuo, esto incluye teléfonos móviles, tabletas, e-readers, reproductores de música digital, consolas de juegos portátiles, entre otros.

Parte importante de que se aborde el fenómeno de la utilización de dispositivos móviles en la educación de manera separada del tema del e-learning es el hecho de que conectarse a los contenidos de internet por medio de estos dispositivos resulta mucho más accesible, tanto en términos económicos como técnicos para muchas más personas que con computadoras y conexiones a internet tradicionales. Esto tiene como consecuencia que el m-learning se presente como una oportunidad para repensar de nuevo la educación, tanto en términos de dinámicas didácticas y escolares, como en términos de inclusión a la cobertura educativa en aquellas franjas de población que suelen estar marginadas de los servicios educativos tradicionales.

Ya hemos mencionado como ventaja del m-learning su alta disponibilidad y su accesibilidad, debemos añadir también que otra de sus ventajas es que el aprendizaje a través de dispositivos móviles es altamente personalizable. Al ser estos dispositivos de uso individual, sus usuarios tienen la posibilidad de seleccionar contenidos y herramientas que vayan acordes con su nivel, habilidades y sus requerimientos académicos; en las computadoras de escritorio esto también es posible, sin embargo, existen más barreras técnicas para la personalización que las que se encuentran en cualquier dispositivo móvil.

En el caso de los dispositivos que cuentan con pantallas táctiles (touch), la experiencia de aprendizaje es aún más rica ya que las maneras de interactuar y manipular los contenidos se incrementan y ofrecen experiencias que ningún otro dispositivo electrónico previo pudo dar. En ciertos casos, como en el caso de lecciones experimentales de ciencias o de artes, la pantalla táctil puede ser una aportación particularmente interesante.

Por último, puede afirmarse que otra de las consecuencias positivas del m-learning es la promoción del aprendizaje informal y el autoaprendizaje como ningún otro dispositivo electrónico había logrado anteriormente. Gracias a todas las ventajas que enumeramos anteriormente, cada vez más personas están en la capacidad de acceder a contenidos educativos de su interés de manera autónoma, sin importar si pertenecen o no a algún sistema educativo formal o si sólo lo hacen con fines de enriquecimiento personal o para satisfacer algún interés o inquietud.

El m-learning es una de las muchas ramas que se derivan de la revolución móvil que hemos estado viviendo en los últimos años, es de gran interés tanto por las oportunidades de trabajo que representa para los desarrolladores de aplicaciones y contenidos móviles, como por el beneficio social que puede aportar para todos aquellos interesados en los temas educativos.

Recomendaciones
comments powered by Disqus
Suscríbete al newsletter

Mobile Learning, el siguiente paso en la educación

Publicado por: Equipo Applicate | 23 de Abril, 2014

    Comparte

  • facebook
  • twetter
  • googleplus
  • instagram
Convocatorias

Convocatorias