Entretenimiento

Entretenimiento móvil ¿el nuevo rey del espectáculo?

Publicado por: Equipo Applicate

  • facebook
  • twetter
  • googleplus
  • instagram
Entretenimiento móvil ¿el nuevo rey del espectáculo?
Temáticas

El tiempo libre es uno de nuestros recursos más valorados, es ese espacio en donde podemos relajarnos de las obligaciones diarias y dedicarnos a actividades que pueden ir desde practicar nuestro hobby o deporte favorito hasta recostarnos en la cama con palomitas en mano para ver la televisión. Tradicionalmente, los tiempos dedicados al esparcimiento y a cumplir con las obligaciones cotidianas (trabajo, estudio, labores domésticas) estaban perfectamente divididos: A ciertas horas de ciertos días se trabajaba, y en otros momentos se podía dedicar tiempo para ir al cine o ver la televisión, por poner un ejemplo.

Conforme la tecnología ha ido avanzando y penetrando en nuestras vidas cotidianas, esta clara distinción se ha diluido: Primero fue la llegada de las computadoras personales, tanto en el trabajo como en los hogares, posteriormente el auge de internet, los juegos en línea, la llegada de las primeras redes sociales, las primeras plataformas de reproducción de contenido multimedia, en fin, un largo etcétera que nos lleva al boom actual de los dispositivos y aplicaciones móviles.

Hoy por hoy es muy común que mientras laboramos también nos dedicamos a postear algo en Twitter, hacemos algún Pin en Pinterest, mientras mantenemos una conversación en WhatsApp, todo esto con música de fondo cortesía de Spotify, y del mismo modo, cualquier sábado por la tarde podemos encontrarnos completando el trabajo de la semana mientras nos disponemos a ver algún video en YouTube o una serie en Netflix y claro, en cualquier tiempo "muerto", nos ponemos a jugar, aunque sea un momento, nuestro juego en línea favorito; incluso no es nada raro que utilicemos muchas de estas nuevas plataformas de consumo de entretenimiento de manera simultánea para el trabajo y para nuestro esparcimiento. En conclusión, nuestros hábitos de consumo de contenidos de entretenimiento se han modificado de manera dramática en sólo un par de décadas.

Durante décadas, la televisión ha sido la reina del entretenimiento, la cantidad de minutos promedio que al día se veía televisión, solía ser muy superior a cualquier otra competencia (radio, videojuegos, cine, etcétera); las razones de esto son fáciles de vislumbrar: hace tan sólo unos veinte años la televisión era, junto con la radio, prácticamente la única opción de consumo de entretenimiento que se encontraba siempre disponible en casa, además de contar con contenido gratuito, variado y multimedia. A lo largo de los años, con los cambios tecnológicos que hemos mencionado antes, el escenario ha cambiado dramáticamente y la televisión está enfrentando un enemigo (en realidad son dos) que están a punto de despojarla de su larguísimo reinado: estos enemigos son los navegadores web y las aplicaciones móviles.

¿Cuáles pueden ser las razones que están llevando a estas dos relativamente nuevas formas de consumir entretenimiento a superar el liderazgo histórico de la televisión? Pues precisamente que han logrado llevar aún más allá las ventajas con las que contaba la TV: los navegadores web están disponibles vía las PCs, laptops o tablets, tanto en la casa como en el trabajo e incluso, de manera un tanto limitada, también en lugares públicos; en el caso de las aplicaciones móviles su victoria es aplastante, están disponibles en cualquier momento, en cualquier lugar, las portamos en el bolsillo, podemos acceder a ellas literalmente hasta en el baño, y al igual que la TV, la gran mayoría de sus contenidos son gratuitos y muy variados, pero a diferencia de ésta, permiten la conversación, la socialización, la personalización y no están sujetas a ningún tipo de programación. La industria del entretenimiento tradicional, y en particular la de la televisión, tienen razones muy serias para temblar ante la llegada de las aplicaciones móviles.

Y esto no se sostiene sólo en palabras, los números hablan por sí mismos, tan sólo si consideramos que la cantidad de minutos promedio que al año dedicaba el público estadounidense a ver la televisión en 2010 era de 162, y lo comparamos con el tiempo que ese mismo público en ese mismo año dedicó a consumir entretenimiento a través de navegadores web (70 minutos) y de aplicaciones móviles (66 minutos); y contrastamos estos datos con los que se arrojaron en 2012, veremos que los minutos dedicados a la televisión aumentaron a 168, pero los dedicados a los navegadores se elevaron a 162 minutos y para las aplicaciones móviles se dispararon hasta alcanzar los 168 minutos promedio (1). ¡Las aplicaciones móviles ahora son tan usadas como la televisión para consumir entretenimiento! y los navegadores web le pisan los talones.

De hecho, si agrupáramos en el concepto de contenidos de entretenimiento en línea a los navegadores y a las aplicaciones, podríamos decir con contundencia que la televisión ha sido destronada, el público consume el doble de tiempo contenidos en línea que a través de la televisión. Una de las tantas consecuencias que tiene este fenómeno es que el mundo de la creación de aplicaciones móviles no está tan dominada por grandes empresas y se puede afirmar que todo aquél que cuente con los conocimientos y destrezas necesarios para crear aplicaciones móviles puede participar y tratar de competir en áreas que antes parecía imposible siquiera intentar; todo es cuestión de ponerse a trabajar y explotar el talento.

(1) Flurry, 2013. Mashable, 2013.

 

Recomendaciones
comments powered by Disqus
Suscríbete al newsletter

Entretenimiento móvil ¿el nuevo rey del espectáculo?

Publicado por: Equipo Applicate | 23 de Enero, 2014

    Comparte

  • facebook
  • twetter
  • googleplus
  • instagram
Convocatorias

Convocatorias